dilluns, 23 de juliol de 2012

EL CONSELL SONORIZARÁ EL AEROPUERTO DE CASTELLÓN

        Las últimas noticias aparecidas en medios de comunicación extranjeros, que califican de ruinoso y mal ejemplo el aeropuerto sin aviones de Castelló, han hecho reaccionar de forma inmediata al Consell. Así, en una medida cuanto menos polémica después de la petición de rescate al gobierno central, se aprobó una partida de 150 millones de euros para instalar elementos de sonido en el Aeropuerto de Castelló, en un intento más de mejorar su imagen pública. La encargada de explicar esta medida a los medios de comunicación fue la secretaria autonómica de turismo María de la Felicidad Suma.

“El Aeropuerto de Castelló es un ejemplo de tecnología punta, que en estos momentos goza de mala fama por un problemita puntual de tráfico. ¿cómo si no catalogarían un aeropuerto con urinarios automáticos?”. Para el Consell la sensación de inutilidad de la infrastructura se debe a una falta de ambientación, por ello ha acelerado los trámites para licitar la instalación de megafonía y pantallas a Teconsa, que finalmente ha ganado el concurso; y ha programado otra partida para, según el decreto, “crear un ambiente adecuado al uso del aeropuerto”. A preguntas de los periodistas, la Secretaria autonómica respondió “Somos conscientes de que, cuando alguien visita las instalaciones, queda un poco desangelado, sobre todo si se compara con otras instalaciones como Heathrow, El Prat o Barajas; así que, después de fijarnos en las diferencias con el Aeropuerto de Castelló, hemos llegado a la conclusión que le falta calidez, cosa que pensamos solucionar con esta medida”. La idea del Consell es poner en marcha los servicios de megafonía e hilo musical, pero adaptado a las necesidades. “Hemos creado una grabación continua de diez horas de duración con los sonidos habituales en un aeropuerto: carritos rodando, gente hablando, algún grito que otro, carreras, aviones aterrizando… vamos, lo que se puede oír en Barajas en hora punta. Al mismo tiempo empezaremos a anunciar vuelos en las pantallas y por megafonía, con el ánimo de crear una sensación de operatividad lo más realista posible”. A la pregunta de si no teme alguna consecuencia por anunciar información falsa, la representante del Consell alegó “¿Qué más da, si nadie va a escucharla?

De momento se descartaron otras medidas como utilizar maniquís que guarden cola, tomen café o incluso protesten ante los mostradores, como a veces es habitual. “En otra época habríamos usado actores”, confesó Felicidad, “total, nos sobran de la Ciudad de la Luz, pero en la situación actual… tememos que después de tantos sacrificios los ciudadanos no entiendan esta medida”.

Con todo esto, el Consell cree que la opinión general mejorará sensiblemente, “pero si no lo conseguimos, al menos mantendremos a los conejos alejados del interior; ya huyen de la estatua gigante, pero hay que asegurarse”.

Desde el Aeropuerto de Castellón, Ronnie Periquito

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada