dissabte, 28 de desembre de 2013

LLEGA EL TIMO DE LA TETITA

Es como el timo de la estampita, pero, en este caso, el gancho no es el dinero, sino los pechos de una joven. Por eso, en algunos círculos policiales se habla ya del "timo de la tetita", para referirse a una serie de hurtos atribuidos a una banda de jóvenes rumanas que eligen entre sus víctimas a ancianos del centro de Oviedo. Les dicen que pueden manosearlas por sólo tres euros, se los llevan a un portal, y ahí aprovechan para robarles la cartera.
Según ha podido saber este periódico por fuentes policiales, las jóvenes (entre cuatro y seis chicas) están actuando desde hace unos meses en las calles comerciales del centro, sobremanera en la calles Caveda y Nueve de Mayo y en la plaza Longoria Carbajal. En estas calles se mueven sus víctimas, la mayoría vecinos de la zona que han salido a dar un paseo, a hacer un recado o a sentarse en un banco de la plaza. El modo de proceder es siempre el mismo. Se acercan a ellos, se rozan, se insinúan, enseñan un poco de carne y les ofrecen a los ancianos que les toquen los pechos por un módico precio: tres euros es lo que pide la mayoría. Para evitar miradas indiscretas, las chicas conducen a sus víctimas a un portal de la zona. Es allí donde aprovechan para robar la cartera al anciano mientras está concentrado en otros asuntos.
Aunque se conoce que existe una banda de chicas que se dedica a esta práctica, las mismas fuentes policiales consultadas indican que el problema mayor con el que se encuentran los investigadores es que no hay denuncia. Las víctimas, bien por vergüenza o para evitar tener problemas familiares, casi siempre optan por no presentar denuncia. De este modo, las actuaciones policiales se están centrando en vigilar las calles y alertar a los viandantes de la presencia de estas jóvenes.
Hace unos días, por ejemplo, un policía de paisano detectó cómo una de estas jóvenes sospechosas perseguía a un hombre mayor hasta que consiguió reclamar su atención. Llevaban un rato hablando y el agente se acercó para advertir al hombre de las dudosas intenciones de la joven. La reacción del señor fue marcharse a toda prisa, quizá por temor a que el agente le pidiera cuentas también a él.
No obstante, el pasado mes de noviembre, la Policía Nacional arrestó a una de las mujeres que realizan esta práctica delictiva, si bien en este caso es una joven española y no formaba parte de la banda, sino que actuaba por su cuenta en la misma zona. Aunque se tiene constancia de que se dedicaba a robar a ancianos a los que permitía que la tocasen, la detención se produjo después de que una mujer de 83 años denunciase que la habían asaltado en el ascensor de su edificio en la calle Nueve de Mayo.

dimarts, 10 de desembre de 2013

EL MINISTERIO DE CULTURA EDITARÁ UN LIBRO SOBRE LAS TRADICIONES NAVIDEÑAS


En un anuncio realizado la semana pasada en conferencia de prensa el gabinete del ministro Wert adelantó la publicación en fechas venideras de un libro de cuentos que repasa las diferentes tradiciones navideñas tanto de España como en el Mundo. El objetivo que se persigue con este pequeño libro, que se repartirá gratuitamente en colegios a lo largo de España, es por una parte dar a conocer estas tradiciones entre los ciudadanos más jóvenes, y por otra elimina algunos estereotipos que podrían ser perjudiciales en la futura convivencia de los niños en la sociedad. La Retaguardia pudo hablar con Mari Fe Espezanza Caridad, una de las responsables del proyecto:

“Éste proyecto es una de las asignaturas pendientes del ministerio desde que el ministro Wert fué nombrado por el Presidente del Gobierno. Hace ya tiempo que detectábamos mensajes malintencionados detrás de algunos de los mitos acerca de la navidad, y creemos que no es bueno que los niños crezcan con semejantes ideas. Papá Noel por ejemplo: un hombre mayor y obeso, que vive sólo rodeado de “duendes” que le hacen todo el trabajo y regala juguetes y caramelos a los niños buenos. Se puede imaginar. En nuestro libro Papá Noel es un hombre madurito y ligeramente fibrado, que vive con su esposa y todos sus hijos en el polo, que le quieren y le cuidan. Éste mensaje es más apropiado. Pero tampoco nos hemos centrado en las tradiciones que vienen en el extranjero, también nos hemos fijado en las nuestras propias, en los Reyes Magos. En este caso la tradición se ha desvirtuado tanto que ahora tres hombres solteros, uno de ellos Mandinga, viajan por todas las ciudades repartiendo regalos solamente con la compañía de tres camellos y tres pajes (palabra malsonante, por cierto). Nosotros hemos vuelto a narrar la tradición como era, tres hombres casados que viajan con tres camellos y sus mujeres, que llevan el equipaje como buena esposa cristiana, el tercero de ellos es un emir de Dubai que se ha convertido al catolicismo.”

No son los únicos mitos que se revisan, también se hace incapié con algunas tradiciones típicas de algunas comunidades autónomas. “En Euskadi existe un señor al que llaman “Oli... Olen... Olenchero, creo. Bueno, es un minero de carbón sucio, vestido de negro, que fuma en pipa. Esta imagen no es acorde a nuestros días así que el Olechero es un importante directivo de una empresa de energias renovables, que compra juguetes con los dividendos que le reporta la empresa y los reparte entre los niños que mejor reciclan. Otras en cambio, las hemos eliminado. En Catalunya tienen una costumbre que a mi, personalmente, me parece repugnante. Azotan a un señor mayor hasta que... hasta que... haga aguas mayores; entonces los niños levantan la manta que le tapa sus partes y se alegran. Esto, para mi, es incitar a la violéncia contra los mayores, sodomía y coprofágia, todos ellos pecados mortales. Este mito no tiene cabida en ninguna sociedad cristiana moderna”.

Esta imagen será habitual pronto en los colegios

En su capítulo final el libro incluye también una série de hábitos recomendables para ser en el futuro buenos ciudadanos, como “respetar a los demás, a la família especialmente, y acudir a la misa del Gallo, mucho mejor que el “botellón”. Para este proyecto han contado con la inestimable ayuda de escritores y expertos en cuentos infantiles, aunque de momento el ministerio se ha reservado sus nombres. “Solamente puedo decir que una importante alcaldesa de España ha sido muy entusiasta con el proyecto desde el principio”.

Para La Retaguardia, Fran Xapa.