dimecres, 20 de març de 2013

PANINI SACARÁ UNA COLECCIÓN DE CROMOS CON LOS IMPUTADOS POR LA CORRUPCIÓN EN ESPAÑA

                ¿Quién es Sergio Bueno? ¿Porqué se acusa a Álvaro Pérez? ¿Ángel Fenoll está imputado por Gürtel o Brugal? Ahora se podrán conocer éstas respuestas gracias a la colección que Panini está preparando, que se llamará “Cantimpalo DeLux sticker collection”, y en la que estarán los principales imputados o sospechosos de corrupción en España. “El nombre es por nuestro patrocinador, ésta vez BBVA no ha querido saber nada, no como en los cromos de futbol” – Nos explica Álvaro Tengui, responsable de desarrollo del proyecto – “la idea surgió cuando en la cafetería nos cayó un periódico en la mano; ninguno de los presentes supo ubicar al cargo político de turno en el caso que le correspondía, y pensamos que los demás ciudadanos se encontrarían igual. Vimos una necesidad, y actuamos.”

Propuesta para el cromo de Jaume Matas
                Gracias a esta colección los ciudadanos no sólo podrán saber la información de cada imputado; también se han combinado ideas utilizadas en otras colecciones, así con los cromos se podrá adquirir también una libretita con algunos juegos para usar los cromos, "cada imputado tiene unos puntos de caradura, de sigilo y de apoyo. Por ejemplo puedes poner a combatir a Bárcenas, que tiene un 8 en caradura, aunque sólo un 5 en sigilo, contra Pepe Blanco, que tiene un 6 en caradura aunque un 7 en sigilo", nos cuenta Rubén Falti, responsable del área recreativa. "Y como en los cromos de futbol tenemos categorías: los "pringaos", donde están muchos alcaldes y algunos altos cargos sin carnet; los "supercracks", como Fabra, por ejemplo; y los "huevos de oro", que son los "cantimpalos" de marca superior. ¿Ve? por ejemplo, aquí tengo el "huevo de oro" Urdangarín".

Rubén nos sigue enseñando maravillas del proyecto: los cromos son tipo "sticker", con lo que los que no quieras cambiar los puedes pegar en sobres, pancartas o coches oficiales; y el álbum también es innovador, "para proteger los cromos hemos creado una cubierta de plástico transparente. En las primeras ediciones salían unas rallas raras en el plástico pero al final hemos pensado que no quedan mal, le da un toque carcelario muy apropiado, como de "entre rejas". En cada par de páginas habrá diferentes categorías, por ejemplo "alcaldes", "diputados", "ministros"... aunque se puede optar por agruparlos por partidos "aunque siempre corres el riesgo de que te quede más llena una página que otra".

De momento es un proyecto, pero les deseamos éxito en el proyecto. Nos despedimos con la propuesta de lema de la colección: "Enciérralos a todos"

Para La Retaguardia, Fran Xapa. (Te cambio a Blasco por Millet...)

dilluns, 11 de març de 2013

PEQUEÑO PUEBLO DE PALENCIA VIVE CON HORARIO DE LAS ISLAS CANARIAS POR AMOR


Todo empezó en un pequeño pueblo de 302 habitantes, bastante apartado, cuando una pareja de enamorados provocó el desorden horario que pasó inadvertido por la gente.

Reloj al que todos miran
“Le dije que le daría un beso cuando lograra detener el tiempo” – cuenta la joven protagonista- “Subió al reloj de la iglesia y giró la aguja atrasado una hora y me dijo que había ganado una hora más solo para los dos, como ya era de noche y hacía frío no había nadie por la calle que pudiese verlo. Yo sé que así no se detiene el tiempo, no soy tonta, pero es que me pareció un gesto tan romántico, y ponía esos ojitos, que me dio penica y dejé que me besara”.

Las palabras del joven han sido: “Si yo no quería que pasara esto, si yo iba a ponerlo otra vez en su sitio, pero lo que empezó como un beso siguió con algún magreo y acabamos en el pajar, ya me entiende. Se hizo tarde y pensé en hacerlo al día siguiente, pero los días pasaron y me olvidé del tema”.

Al hablar con el alcalde, el Sr. Pronto, nos explica por qué la gente no se dio cuenta; nos dice que allí todos se despiertan con el tintineo del campanario, y que la gente simplemente se asoma al balcón a ver la hora. “Yo sí noté que mi reloj no iba bien, pero pensé que era la pila y la cambié” nos comenta bastante afectado un vecino “quién iba a pensar que iba mal el reloj que tantos años llevaba funcionando perfectamente”.

Fue una excursión de pensionistas la que les descubrió el engaño horario en el que vivían, “ya sabe que nosotros nos fijamos en todo” nos cuenta la señora que informó al alcalde “fíjese, la juventud, si es que uno no se puede fiar ya ni de la hora en la que vive”.

No se sabe todavía qué castigo se le pondrá al pobre joven, porque, al fin y al cabo, y como dice su abuela: “a quién no le ha gastado una mala pasada el corazón?”

Desde el campanario, Heidi Chachipiruli para La Retaguardia

dilluns, 4 de març de 2013

UNOS DIEZ MIL JOVENES SE PRESENTAN A LAS OPOSICIONES A SANTO PADRE.


 Unos diez mil jóvenes de toda España (quince mil según la organización) han solicitado ser admitidos en las oposiciones para sumo pontífice, una vez que se ha hecho efectiva la dimisión del anterior. La mayoría tiene entre veintidós y cuarenta años y han llegado de todas partes de España para hacer cola ante el episcopado; como Simón, por ejemplo, que ha hecho un largo viaje desde La Rioja: “La verdad que somos una multitud, pero nos llevamos muy bien entre nosotros, excepto con un grupito de chicos de 33 años, que dicen ser reencarnaciones de Jesucristo, y por ello herederos al Vaticano. Nos preguntamos a veces cosas del temario, hacemos chistes... lo único rollo es que apenas hay chicas”.

Efectivamente, al parecer, el hecho de que, oficialmente, ninguna mujer haya accedido nunca al cargo como tal ha persuadido a la mayoría de aspirantes femeninas, aunque hay quien pretende emular a la papisa Juana, como Deborah, natural de Parla: “Bueno, ¿aquí hay igualdad o qué cojones? Yo me presento con un par... de ovarios, y si el nuncio ese no me quiere aceptar le diré, 'Oye, nuncio, ya me estás explicando porqué no te gusta la menda para el puesto, y rapidito...”. Sexo aparte, los requisitos que se piden para el puesto son bastante generales: facilidad para los idiomas, especialmente el latín, haber ido a misa regularmente, y no haber estado en contacto con niños en los últimos veinte años, excepto familiares próximos en fiestas de guardar.

Respecto a los motivos por los que han decidido inscribirse hay ejemplos para todo, algunos lo hacen por devoción, también hay aspirantes a la oposición de cardenal que han decidido probar suerte, visto que el temario es similar. La mayoría viene atraída por las condiciones laborales, como Esteban, alicantino de 26 años: “Cargo de por vida, coche oficial, viajes, y por si fuera poco te dan un país como vivienda. El uniforme es feo de cojones, y el sueldo es así así, pero tampoco tienes gastos...”. Aunque obtener estos beneficios cuesta, las pruebas son muy duras y sólo hay una vacante; además lo súbito de la decisión ha hecho que las academias que suelen preparar estos exámenes hayan tenido que improvisar cursos rápidamente. Nos lo dice Yolanda, directora de cursos del “CEE” (Centro de Estudios Eclesiásticos): “Cuando Juan Pablo I lo tuvimos más fácil para montar cursos, pero la competencia fue feroz, había aspirantes que llevaban años preparándose. Este año no podemos profundizar tanto, hacemos hincapié en lo principal, por ejemplo en el latín, y en que practiquen esa cadencia de pronunciación característica de todos los Papas.”

Y por lo visto unos cuantos aspirantes siguen esas máximas; mientras esperan pacientemente a rellenar su solicitud pasean recitando “totus tuus..”, practicando el gesto de la bendición y la sonrisa beatífica, incluso me he encontrado con un par de estudiantes debatiendo el misterio de la trinidad. Uno de ellos podría ser Santo padre, aunque quizá ni eso, porque a su vez otros tantos jóvenes y no tan jóvenes de otros países del mundo también se preparan el examen.

En Galicia también colas para opositar
Desde la puerta del arzobispado, Fran Xapa para La Retaguardia (que le digo que no, señor, que no me interesa el puesto de Abad de Montserrat...)