dimecres, 2 d’abril de 2014

UN ARBITRO EXPULSA AL CANTANTE DE UN GRUPO DE ROCK EN UN CONCIERTO

Es habitual ver a un árbitro de fútbol expulsar a un jugador del terreno de juego, pero no lo es tanto si ésta imagen sucede en un escenario y menos si el expulsado es el cantante de un grupo de rock duro. Esto sucedió en una sala de conciertos de Barcelona el fin de semana pasado, cuando el grupo de punk "Punk to Aparte" soltaba decibelios ante un público entregado. "Salió de la nada, ninguno se dió cuenta. De repente estaba ahí, en mitad del escenário, vestido de negro, silbato en la boca y tarjeta en la mano", en palabras de un testigo a La Retaguardia.

Federico Legiado, en el momento de expulsar a Keko Jones
El causante del alboroto ha sido identificado como Federico Legiado, que en sus ratos de ocio es árbitro de categoría juvenil, y por lo que se puede deducir de sus declaraciones no se arrepiente de su acción: "Yo lo ví perféctamente claro", cuenta a La Retaguardia "Estaba en segunda o tercera fila con mi chica, disfrutando del concierto cuando de repente el cantante se aproxima al borde del área, del área de baile, claro; y se lanza hacia delante. Y eso es simular una caída en el área, está clarísimo". Así que ni corto ni perezoso el joven Legiado se subió al escenário y sacó la cartulina amarilla. "Ese tío estaba to loco", declara a nuestro medio el cantante Keko Jones "se sube al escenario vestido de negro, aparta de un manotazo al segurata, se planta delante de mi y me saca amarilla, y claro, me cabreé."

Desde la Retaguardia hemos tenido acceso al acta del colegiado, en la que se señala que "en el minuto 45 de concierto (o sea, poco antes del descanso) el sr. Jones, de nombre Keko, realiza una incursión en el área de recreo y se deja caer ante los espectadores, hecho que le vale una tarjeta amarilla por simular un penalty. Ante sus protestas termino por expulsar al jugador con roja directa, así como al bajista y al guardia de seguridad por intento de agresión". No sabemos si al final los hechos serán constitutivos de sanción o no, de momento Federico Legiado ha sido mandado "a la nevera"; "Le llaman así porque es una habitación muy fría pero en cuanto mis costillas se recuperen, va a ver ese segurata.

Desde el hospital, Fran Xapa. (Que no, ¡que no le he faltado al respeto! Oiga, dejémoslo en amarilla...)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada