dimecres, 18 de setembre de 2013

UN VIRUS INFORMÁTICO PROVOCA QUE LAS MÁQUINAS DE UN CENTRO COMERCIAL SE VUELVAN SOECES

Una autentica mañana de caos es lo que se ha vivido en un conocido centro en las afueras de la ciudad de Valencia, cuando un virus informático ha infectado todas las máquinas del lugar y ha provocado una verdadera rebelión cibernética. Santiago Espronceda ha sido el primer afectado por éste virus: "Eran las nueve y pico de la mañana, mi mujer me habia encargado un paquete de compresas, una caja de chicles y algunas verduras; para no hacer cola me he ido a las cajas automáticas, esas que te dicen con voz de señorita "pase el código de barras", "meta la tarjeta" y esas cosas. Pues cuando he ido a pasar el puñetero melón por el lector de códigos no dejaba de dar error, mi sorpresa ha sido cuando a la tercera me ha dicho "¿quiere hacer el puto favor de pasar el código bien, de arriba a abajo? y deje de temblar, ¡leches!"  Me ha impresionado de verdad... yo no tiemblo por naturaleza pero...".
Cajas como esta han tenido problemas durante toda la mañana

Ha sido el primer incidente pero no el único. A lo largo de la mañana máquinas de tabaco, de "vending", cajas registradoras, y hasta los aparatitos para escuchar discos en la sección de música se han vuelto mal hablados y han insultado a los clientes. Una de las que han estado luchando para que todo volviera a la normalidad es Clara Lafina; "Hemos vivido una mañana de locos, primero el chico ese que parecía un flan, luego un señor que después de comprar un "ducados" la máquina de la cafetería le ha dicho "su tabaco, ¡gilipollas!". Una señora ha venido histérica porque la máquina donde se paga el párquing le ha devuelto tres euros más y le ha dicho "Vaya a la peluquería a
que le actualicen un poco, ¡Carroza!". Y cuando parecía que lo conseguíamos ha venido una adolescente llorando porque en lugar de Justin Bieber el aparato de música le ha puesto a los Blind Guardian y le ha contestado "Ya eres mayorcita para escuchar esas gilipolleces". Un horror..."

De momento poco o nada se sabe de origen del virus, tan sólo que puede tratarse de una gamberrada. Los informáticos siguen trabajando en la solución del problema, que a estas horas no han podido resolver. "Seguimos rastreando el origen del virus, y en su erradicación. De momento hemos conseguido poner las maquinas en otro modo, lo cual supone cierta mejoría, aunque los sanitarios han tenido que tratar a alguna señora con signos de haber tenido un síncope."

Desde el centro comercial se despide Fran Xapa, al que parece que ya le toca el turno en caja  "Hola, machote, ¿quieres metérmela en la ranura y darme tu número?" - Claro, chata, igual que las otras trece veces...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada