dijous, 5 de setembre de 2013

EL MINISTERIO DE CULTURA LANZARÁ UN CURSO GRATUITO DE RECICLAJE DE JÓVENES ULTRAS

Tras las recientes polémicas por las imágenes de jóvenes con banderas preconstitucionales y haciendo ostentación de gestos y iconografía ultra, el Ministerio de Cultura en asociación con el de Empleo lanzará en los próximos meses un cursillo de reciclaje para jóvenes, y algunos no tan jóvenes, ultras. Él encargado de organizar éste curso ha sido el doctor en sociología Benito Madel Frasco, con quién hemos podido hablar.

"Hace años que la idea me ronda en la cabeza. Soy aficionado al fútbol, ¿sabe? y bueno, siempre me han dado algo de lástima los de la grada de detrás. Pensé, "estos chicos deben pasarlo mal en su día a día", así que cuando el ministerio me dio esta oportunidad pues no lo pensé.", nos cuenta el propio doctor; que amablemente además nos ha dejado ver las instalaciones donde se impartirá el curso. Para nuestra sorpresa encontramos a gente ya trabajando. "Estamos haciendo un pequeño piloto, con algunos voluntarios, para saber su grado de efectividad. Por ejemplo, le presento a Francisco. Un chaval ultra de lo más normal, novia, trabajo... hasta que lo despidieron hace semanas. La razón: cada vez que tenía que decir la palabra "España" le salía "EsPA-ÑA!!!", y era telefonista, imagínese... Ahora hemos conseguido que baje el volumen en la primera sílaba, entonces las otras suenan normales".

Las instalaciones donde se impartirá el cursillo constan de tres aulas perfectamente equipadas, y hasta gimnasio y estudio fotográfico. Cuando pasamos hay otro joven practicando en el gimnasio. "Es José António, trabajaba de camarero cuando se hizo ultra. Desde entonces cada vez que veía la bandera española le daban ganas de hacer el saludo ultra, y terminaba lanzando la bandeja lejos. Trabajaba enfrente del Ayuntamiento de Madrid, imagínese... De momento hemos conseguido cambiarle al puesto de guardarropía, mientras le intentamos convencer de dejar la bandeja antes de saludar".

El Doctor Madel Frasco nos despide convencido que, en tan sólo un curso, podrá integrar a casi todos los que se apunten a éste cursillo en la sociedad democrática. Y sin más, recogemos las chaquetas y nos despedimos hasta otro día. "A ver...Viva España!... Gracias por la chaqueta, José António".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada