dimarts, 4 de juny de 2013

LA IGLESIA CATOLICA LANZARÁ UNA MARCA DE AGUA EMBOTELLADA

                La iglesia católica se lanzará en breve al incipiente mercado del agua embotellada, según informaciones procedentes desde el vaticano, aunque su objetivo no es, contrariamente a lo que se pueda pensar, lucrarse con la empresa sino ofrecer a los cristianos un bien tan necesario como es el agua con todas las garantías de sacrosantidad, para que no teman caer en el purgatorio o peor, en el infierno.

                El origen de este anuncio se encuentra en un reciente estudio del "Seminario para el estudio de la ingesta de productos líquidos y substancias y su influencia sobre el buen cristiano", también conocida en el mundo episcopal como SIPHILYS. Según sus conclusiones el agua embotellada normal y corriente podría alterar la conciencia de los buenos cristianos puesto que esta agua viene del subsuelo, lugar donde se encuentran, entre otros, el purgatorio y el infierno, y por tanto podría ser contaminada con las lagrimas de abortistas, mujeres libertinas, prostitutas, sodomitas, y Ozzy Osbourne entre otros (aunque mantienen dudas con éste último, que no está muerto pero se le considera "el señor de las tinieblas"). Al parecer la ingesta de agua contaminada podría causar trastornos en la fe; "Al principio teníamos nuestras dudas, aunque claro está, hemos estudiado la Biblia y sabemos qué hay allá abajo", nos cuenta Sotano Largo, el representante español en la SIPHILYS, "pero experimentamos, dimos a cien de los miembros destacados de algunas parroquias algunas muestras, al tiempo un 15% demostró gusto por el onanismo, otro 20% tenía pensamientos impuros con jovencitas, el otro 20% con jovencitos, y el 45% tenía dudas de votar al PP en las próximas elecciones. Para nosotros el estudio fue concluyente, aunque es cierto que lo realizamos el verano pasado...".
La Iglesia promocionará el "Agua de Pila"  en sus templos

                Es por ello que la iglesia ha decidido velar por sus intereses cristianos, la nueva marca que será registrada la semana que viene se llamará "Agua de la pila", ("De la pila bautismal, se entiende", aclara Sotano Largo), y se compondrá en un 99% de agua de lluvia, "que todo cristiano sabe que son lagrimas de los ángeles", eso sí, debidamente bendecida por Su Santidad Francisco, "o Su santo Paquete, como le llamamos cariñosamente". De momento los obispos siguen ultimando la campaña de marketing, al parecer tienen previsto dar muestras gratuitas en la puerta de las iglesias y en el semanario de El Mundo.


Para La Retaguardia, Fran Xapa

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada